¿Qué son las bombas de agua?

Las bombas de agua son utensilios que tienen una gran importancia en nuestra vida diaria pero a las que generalmente no prestamos demasiada atención hasta que se estropean. Por ejemplo, si vives en una comunidad de vecinos, la bomba de agua es la encargada de asegurar que el agua llegue hasta tu domicilio con una buena presión, tanto si vives en el bajo como si vives en la última planta.


La bomba de agua es una máquina que se encarga de transformar la energía con la que es accionada en energía para mover el fluido. Su función es precisamente la de bombear un líquido o conjunto de líquidos y sólidos hacia otro lugar, de ahí el nombre de bomba.


Esta maquina ya fue descrita por Arquímedes en el siglo III a.C., aunque hay vestigios de que el sistema que utiliza la bomba de agua ya se usaba en Asiria en el siglo VII a. C. Desde entonces estos dispositivos han estado en constante evolución.

Las bombas de agua pueden ser de varios tipos en función de su tipo de funcionamiento y según el tipo de accionamiento.

Según su funcionamiento las bombas de agua pueden ser de desplazamiento positivo o volumétricas y dentro de ellas encontramos las bombas de émbolo alternativo y las bombas volumétricas rotativas o rotoestáticas. Otra clasificación de bombas de agua según su funcionamiento son las bombas rotodinámicas, que a su vez pueden ser radiales o centrífugas, axiales, diagonales o helicocentrífugas.

Según su tipo de accionamiento las bombas de agua pueden ser electrobombas, bombas neumáticas, bombas de accionamiento hidráulico y bombas manuales.


A la hora de adquirir una bomba de agua hay que valorar diferentes aspectos, entre ellos la presión máxima de trabajo, el rendimiento de la bomba, la precisión y seguridad de la operación, la facilidad de mantenimiento, el flujo máximo y el control requerido en la fase de arranque.